Somos fragmentos sueltos de la gran magnitud
que nos aguarda para devorarnos
en la llanura tosca del recuerdo.
Somos vastos escenarios de preguntas
resueltas e incompletas, de deseos incólumes.
Vagamos con la gloria del jardín perdido
en el reverso oculto de la ternura
y en la pregunta ingenua.


No hay comentarios: