jueves, 21 de mayo de 2015

"En Comala comprendí
que al lugar donde has sido feliz
no debieras tratar de volver."

Peces de Ciudad -Joaquín Sabina

"Al fin la tristeza es la muerte lenta
de las simples cosas."

Canción de las simples cosas -Mercedes Sosa


Hubo una noche que audaces caminamos
de noche y por la calle más allá de la orilla
y nunca nos volvimos si caminando íbamos
porque nunca se hizo necesario
y al final no encontrábamos el gesto y el motivo.

Recuerdo cuando dije me voy y te veo luego
porque entonces creía que adiós era terrible
y eramos aun tan demasiado nuevos.

Pero después los días nos tejieron su verso
de calles conocidas de nombres repetidos
y fuimos lentamente borrándonos camino
hasta ya no tener espalda y ser solo presente
porque la cara misma no estaba nunca quieta.

No vuelvo a la ciudad porque no existo
ni voy a la ciudad para buscarme
porque todos mis actos son justificados
cuando digo que estoy donde he llegado.
Además la ciudad ya no me espera,
de hecho nunca me esperaba,
y es neblinosa y gris hundida en tierra.
Después de todo nunca hemos vuelto
más que a los funerales necesarios
y a los rituales insatisfechos.


No hay comentarios: