"(...) que tengo miedo a tenerte.
Perderte después."

Besame mucho

En Resistencia llueve y volví a casa
muy tarde y muy feliz en algún sitio.
Hemos tenido un minuto de la eternidad
y como buenos gorriones volamos sinceros.
No ha de tardar el sol.

Esta noche voy a huir.
La ciudad de las calles de tierra me llama
y respondo que tal vez iré.

Mentira. Ya llego, no me esperes mucho.
Estoy sobre el ala de la noche negra,
llego con el sol.

Llevo un cajón de sorpresas que recolecté 
con el esmero paciente de los viajeros 
que nada han de perder.

Estuve esta tarde en un aula 
oyendo a la brisa
pasar y pasar.
Afuera llovía, no se cuanto dure
pero entonces era una eternidad.

No me esperes mucho, ya no he de tardar.
Voy con las alas cansadas de tanto nadar.


No hay comentarios: