Hoy lloraremos. Mañana el sol dirá que ya sabia
de la crueldad que siempre tiene el ala del invierno.
Es larga y despejada esta noche infrecuente.
No tiene las estrellas y apenas hace frío.
Somos felices, soy, testigos de la tristeza universal
que nos revela, se revela y acompaña
nuestra versión casera y cotidiana.


No hay comentarios: