lunes, 27 de abril de 2015

"Habrá que inventarse una guarida,
no quiero timón en la deriva.
Cada cual que tome sus medidas.
Hay esperanza en la deriva."

La deriva - Vetusta Morla

No somos más que barcos con el timón cansado,
con el lastre quedamos hechos islas.
Pero cantamos y damos pasos,
y aún podemos encontrar a las hormigas
pese a haber cubierto con cemento
los carriles secretos a sus nidos.

En este desencanto que arrastramos 
y adornamos como caracoles borrachos
artistas y bohemios de nuestro despeinado
pero sincero error y nuestra pena 
que nos consume lentas horas.
En este desencanto vamos yendo,
hacia la Arcadia, hacia la luz 
de la ciudad antigua que prometen
nuestros más viejos dioses y profetas.

Somos nomás los barcos de la pena
anclados en el circulo tan gris de la pereza 
al que nunca nos llega la tormenta.


No hay comentarios: