lunes, 20 de abril de 2015

Ha venido la lluvia, era esperable.
Pero ha sido hermosa y eso es inusual.
Tal vez fue por que cayó sobre la avenida
y nos dejo mojados y mejores.

Es hermosa la noche, no digo nada más.
De hecho, no digo nada.
Es vanidad hablar demás cuando la lluvia
nos toca divertida por que tu voz
repica igual que ella.

Esta noche la lluvia no es tan triste
ni cubre la ciudad ni se ha hecho viento.
Llovió sobre tu piel, fue suficiente
para que el sol mañana nos sea bello.


Publicar un comentario