miércoles, 28 de septiembre de 2016

Yo no he visto el mar, y lo imagino.
Como puedo recordar el ojo
de la ballena azul que nunca he visto.


Publicar un comentario