sábado, 17 de mayo de 2014

Los que te habrían negado te sepultan
y te habrían apartado los que lloran.

¿Como saber que no te habrían odiado
los que echan flores a tu silencio augusto?

Eres de ti mismo una sombra
y solo parte de lo que habrías sido.
Y aun así te alaban y glorían
los que de ser entero te partían.


La casa es grande y blanca, y fría sin tu voz. A veces me parece que estas y que te escucho detrás de las paredes o encerrado en el bañ...