Esta bien, seré paciente.
Hoy no abriré la boca.
Me callare las cosas que imagino.
No diré que veo un mundo crucificado,
con llagas que recubren los caminos.
Escribiré anónimo y silencio.
Diré solo en azul, en gris y en negro.
Seré casi una sombra, un aleteo.
La hoja del otoño que no percibe
ni tan siquiera el aire que sustenta su caída.

Y sentado en la cima, escribiré canciones
para que no las canten las voces no nacidas.

Que vano que será ser como yo,
y que vacío.
Espero solamente que no sea eterno.

Hay tanto que decir y tantos versos.

No hay comentarios: