Estos vanos poetas extranjeros o extraños,
que hablan de lo mismo con las mismas palabras
desde distintas partes, iguales en el mundo.

Pobres palabras huecas, resonando tan tontas
y tan vanas y tristes..
Que desgracia este mundo donde todos afirman
iguales tonterías con iguales palabras.

Perplejos aferrados a nubes..
De esas nubes que adentro
no llevan a la lluvia
ni a la tristeza azul de las tormentas..
Son nubes color perla,
del blanco que no dura.
Celeste, se hace azul,
tal vez rojo tardío.
Pero pierde la vida y se regresa..

Así son esos, estos
hombres y mujeres,
que edifican vacíos con perezas
y que cuentan mentiras con restos de verdades.

Estas pobre criaturas,
que se aferran o dejan,
que se encuentran o pierden,
emiten ruidos burdos..
Algunos colorean,
otros dejan en blanco..
Pero todos recortan la misma figurita..