"...sé que mi nombre resonará en oídos queridos
con la perfección de una imagen
y también sé que a veces dejará de ser un nombre
y será solo un par de palabras sin sentido..."
Homero Manzi

Ay, este pobre nombre que me cubre..
Cuando ya no me tenga y sea paraguas
de su propia soledad y desconcierto,
volara sobre los edificios a buscarse
otro hombre que lo justifique.

Este nombre que me acompaña siempre,
como la sombra y como estos dedos.
Pobres desvalidos de mi presencia fatua,
volarán del balcón hacia los cielos
para buscar otro ingenuo que acepte
sus servicios, ausente y pasajero.

Esta torpe presencia terminara algún día
y volaran dispersos aquellos que componen
mi presencia, helados y sutiles
como pájaros de alas enmohecidas.

Ay, este nombre mío..
Abandonado y tenue, desvaneciéndose
igual que mi constancia..
Y mi sombra, que agostará escenario
frente a otras sombras y penumbras.
Y mi anillo plateado, y mis dedos inválidos..

Todos aquellos gestos que, mínimos, componen
este retrato burdo y esta presencia vasta..