jueves, 8 de diciembre de 2016

Te veré de nuevo,
mas allá del mar.
Una tierra verde
nos verá llegar.
Y estaremos solos,
augustos y solos,
mirando al sol
bañarse en el mar.

Te veré de nuevo,
una tarde alegre,
el sol sorprendido
nos verá llegar.
Tocaremos alto
las nubes azules.
Estrellas ardientes
en nuestro mirar.

Una tierra verde,
cubierta de silbos,
nos recibirá.
Y allá por lo bajo,
sobre el horizonte,
el sol agotado
se recostará.
Y tu risa antigua
lo adormecerá.

Te veré de nuevo,
cuando la llovizna
nos lleve en su hombro
más allá del mar,
a una tierra verde
donde el sol habita
y todos los árboles
se duermen en paz.


No hay comentarios: