lunes, 15 de mayo de 2017

Te quiero como quiero al agua cuando llueve:
por ambición y por melancolía.
Por afición a la búsqueda en un libro
de alguna frase que nos gusta mucho,
o entre las ramas encontrar un nido
que los pichones ya están abandonando.


No hay comentarios:

Te aburre el verano, y duele tanto tanto  crecer y hacerse hojas,  huir del frío y el viento,  ahuyentar el silencio de las trepadoras.  Rec...