martes, 14 de marzo de 2017

La belleza,
pasajera
y liviana,
nos carcome
el deseo
de tocar lo imposible.

Añoramos un tiempo
que nunca sucedió.


Publicar un comentario